Cañada del Cucu- Monte Cojo y el flaculento chivo prieto …

Home / Barbacoa / Cañada del Cucu- Monte Cojo y el flaculento chivo prieto …

Cañada del Cucu- Monte Cojo y el flaculento chivo prieto …

… ¡ “Frio , frio ! … ¡Por esta noche, no puedo ir al rio”…

Carreteando con las barbacoadas de Carlos Manuel Pérez
12829068_260317847633490_9094694635028249696_o

Caminaba muy sigilosamente por aquel pendencioso sendero del Monte Cojo … Eran las doce y cuarenta y seis minutos de aquella entiznada madrugada , cuando muy ensimismaticamente , se le aparece al señor Pillo Altagracia Batista , un flaculento chivo prieto , tantísimo más obscuro que el carbón de guayacán o quizás mas retinto que el mismísimo Louis Labourt … ¡Ouh … si ! … allí , en aquel silente y despampanado promontorio , el hijo de Liberiano Ambrosio Mitille – al esponjoso y quisquilloso Pillo , quien era reconocido , como el auténtico hijo del Cerro Arriba – , con sus cuernos extremadamente encorvados , hacia encima del viejo Encepillado Batista , va … y , no con muy buenas intenciones … sumamente encabronado y con su tan achatada y completamente ensanchada frente de Casco e Chivo Mesetero … el encachuzado nativo del Arroyo del Cucu , al asustadizo y tembloroso viejo , al más profundo abismo , parece querer mandar … pero , más sin embargo y muy oportunamente … un sonoro y quejumbroso zumbido .,al encabronado Chivato , le pone a cavilar …y esta ligera distraccion , le hace recapitular y de reversa muy empatinadamente , el Gran Cabrón … ahora su apresurada marcha , muy aparatosamente a un ondonado y resbaladizo derricadero , como simple retortero , por allí el azaroso Cachudo , se manda a deambular , para nunca , jamás … al mundo de los vivos , volver a regresar …

… Mirando ahora , hacia un poco más arriba de la pequeña inclinada … un quejumbroso y ceniciento Carrao , con su sonoro revolotear , dentro de la frialdad de esa peluda y emplumada noche , su intenso y lastimero llorar , transformado en un discordante cantar , ya muy en el medio de la empedrada cañada , su retumbante grito y su tan descolorido y estruendoso gimotear , al pueblo de Villa Jaragua , le manda a despertar ., al tiempo que su martilleante pickupteria , le rehace también , tan descaradamente , escuchar …
… ¡ Frio , frio ! … ¡Por esta noche, no puedo ir al rio! … ¡Pero de lo que, tan verdaderamente estoy seguro, es que mañana, muy tempranito, construyo mi muy nuevo y reconfortante Bohío, cabrijoles ! …

frio

isabel
isabel
Autora
Recent Posts
Showing 2 comments
  • AlejandroSwo
    Responder

    I see your page needs some unique articles. Writing manually
    is time consuming, there is tool for this task.
    Just search in g00gle for – rilkim’s tips

    • isabel
      Responder

      Thank I will search in google.

Leave a Comment

Start typing and press Enter to search

mujer-que-besa-la-mejilla-del-hombre-23485916scan0002 edit