Castidad y claridad en la Iglesia

Home / Con mil humores! JCP / Castidad y claridad en la Iglesia

Castidad y claridad en la Iglesia

Juan C. Pichardo

El escándalo desatado a raíz de las publicaciones de una revista con las fotos del Padre Alberto Cutié debería llamar la atención, no solamente de los estamentos de la Iglesia Católica sino de toda la sociedad.

En primer lugar y tal como destaca un análisis de la Revista 110, era demasiado obvio para un sacerdote de la categoría del padre Alberto exponerse de esa manera, públicamente, a sabiendas de que alguien le reconocería debido a su gran popularidad internacional en los medios de comunicación. Él, más que nadie, lo sabe.
Pero, como antecedente, el Padre ha sido crítico con la condición del voto de castidad asumido durante la ordenación sacerdotal.

Por otro lado la iglesia católica sufrió un duro revés con las declaraciones de paternidad del ex obispo de Paraguay Fernando Lugo, luego de que se le demandara como padre biológico de un niño de dos años. Viviana Carrillo contaba apenas con veinticuatro.

La castidad, condición elemental para todos aquellos que quieren consagrar su vida a la iglesia fue asumida en vista de que Jesús, como gran fundador del cristianismo, nunca contrajo matrimonio y dedicó su vida a la pureza y fuera de toda la tentación de la carne, algo que ha sido puesto en entredicho por muchos estudiosos de la biblia.

Mientras que para la gran mayoría, dentro de la iglesia, esta condición debe ser seguida al pié de la letra, para otros tiene un significado muy diferente. Extraigo parte de la homilía pronunciada por monseñor Luis Eichhorn, obispo de Gualeguaycho, Argentina, en el año 2004: “Uno dice, el voto de castidad, que no se va a casar, que va a vivir sola. El voto de castidad que significa?. En primer lugar, la castidad la tenemos que vivir todos. Nadie está excluido de vivir la virtud de la castidad. Pero hacerlo de una manera radical y profunda a través de un voto que significa?. Significa amar con más intensidad. Amar sin egoísmos. Amar hasta las últimas consecuencias. Amar sin egoísmos y sin hedonismos. Es amar al Señor que está presente en cada uno de los hermanos. Es amar con todas las fuerzas que es capaz una persona. Y amar a todos. Este es el valor.

20992569_10154624152231193_3847311770073485455_n

El voto de castidad no significa solamente no cometer actos impuros. Eso también lo tienen que cumplir todos. El voto de castidad es mucho más profundo, mucho más grande. Es un compromiso para la vida. Es un compromiso que abarca toda la persona y que abarca, precisamente, toda la relación humana. Que en este mundo está destruía. En este mundo la relación humana está basada sobre la mentira. La relación humana está basada en la violencia. La relación humana está basada en la soberbia del hombre. La relación humana termina matando al hombre y matando el amor. Esa es la cultura que tenemos hoy nosotros.

Y precisamente lo que se busca es rehacer la relación que Dios, nuestro Padre, ha querido desde el comienzo para todos nosotros: que todos seamos hermanos y que todos aprendamos a amarnos. Ese es el sentido de un voto de castidad. Si no es así no tiene valor. Sería un desprecio de una obra maravillosa creada por Dios que es la sexualidad en el ser humano. Es decir, esta sublimación de la capacidad de amar del hombre” (Sic).

Acaso no fue Dios el mismo que dijo: “Creced y multiplicaos”. La iglesia católica no puede seguir viviendo de espaldas a las grandes realidades de este mundo de hoy. No más inquisiciones. Acaso no es más conveniente para la iglesia un hombre que ha profesado tanto amor filial el que pueda formar una familia y ser un padre ejemplar a tantos otros que solo han sabido ser pederastas y por los cuales han tenido que pagar demasiadas culpas?

Ante los ojos de Dios, quien es mejor? El sacerdote que tiene que esconder sus instintos bajo un manto de castidad o el pastor, casado y con hijos, que guía su feligresía por el mismo sendero?

Parafraseando el tema de una famosa película diremos que esta es solo una historia de las tantas que existen en la “ciudad desnuda”. Quedan otras de muchos “sepulcros blanqueados” dentro de la misma congregación.

isabel
isabel
Autora
Recent Posts

Leave a Comment

Start typing and press Enter to search

21106742_1474744115949221_8311607069133962158_nFoto-Nouel Florian Pérez