Qué hemos ganado?

Home / Con mil humores! JCP / Qué hemos ganado?

Qué hemos ganado?

Invito a las nuevas generaciones a leer el siguiente artículo y a la clase política que pueda asimilarlo sin el apasionamiento que rige hoy día en las redes.

El acontecimiento histórico que más destacan nuestros intelectuales y políticos ha sido el ajusticiamiento del Tirano Rafael Leónidas Trujillo Molina en la hoy Autopista 30 de Mayo en el año 1961.
A partir de ese momento la sociedad dominicana ha estado sumida en un trauma ideológico y que ha permitido que sigamos embarcados en las mismas problemáticas de siempre.

El golpe de estado al Profesor Juan Bosh desató los demonios de las confrontaciones en un país que para la época no alcanzaba los cinco millones de habitantes y trajo como consecuencia una guerra civil de la cual todos conocemos los resultados.
Aún hoy en día usted le pregunta a muchos de los llamados “comandantes” de la revolución si valió la pena el sacrificio de tantas vidas y se lo justifican con una serie de argumentos sin tratar de reconocer que el resultado final constituyó un fracaso en cuanto a los fines para la cual fue llevada a cabo.

La reconstrucción nacional ofertada por el Gobierno del Doctor Joaquín Balaguer, auspiciada por el “coloso del norte” y ante el temor del crecimiento del comunismo en República Dominicana le costó al país un gran derramamiento de sangre. La lucha se radicalizó en los primeros años de la década del setenta y todo aquel que osara criticar las ejecutorias gubernamentales era catalogado de izquierdista o enemigo del gobierno y podía correr el riesgo de que le dieran un gran susto.

Las voces opositoras con mayor connotación en el país, en esa época, la llevaban el partido revolucionario dominicano con el Dr. José Francisco Peña Gómez como secretario general y luego el Profesor Juan Bosch desde el Partido de la Liberación Dominicana creado en el año 1973.

19679237_10154501138481193_4152406313717534410_o

Muchos de esos jóvenes de la izquierda dominicana pasaron a formar parte de la nueva agrupación atraídos por la disciplina concientizadora de sus círculos de estudio y se entregaron a tiempo completo en las calles del país en pro del crecimiento de la agrupación.

El verdadero cambio hacia una democracia real comenzó a sentirse a partir del año 1978 con la llegada al poder del extinto presidente Antonio Guzmán Fernández.
Todo aquel que por alguna razón política estuviese preso o deportado podía nuevamente caminar nuestras calles sin temor a ser tiroteado. Comenzó una época de despolitización de las fuerzas armadas como nunca antes y fue eliminada de los cuarteles la propaganda anticomunista. Este proceso fue dejado de lado y los cuerpos castrenses son tan políticos como antes.

La vorágine política a lo interno del Partido Revolucionario Domincano no permitió que el gobierno finalizara con éxito en el año 1982, concluyendo con el suicidio del entonces presidente Guzmán y dando paso al presidente Jorge Blanco, el cual le entregó nuevamente la banda presidencial a quien se creía ya era historia dentro de la política domincana como lo fue el Dr. Balaguer.

El partido blanco ha gozado de una gran popularidad desde su fundación y cuenta con una gran militancia que lo ha mantenido siempre como un gran partido mayoritario, sin embargo ha sido la agrupación que mayores errores políticos ha cometido en toda su trayectoria.

La llegada al poder el PLD en el 1996 creó grandes expectativas por sus postulados, sin embargo concluyó con el gran fracaso de la capitalización o privatización de las empresas del estado repercutiendo hasta hoy los errores de ese proceso.

Por otro lado, el partido reformista, el cual se fue a la tumba con el doctor Balaguer aunque muchos no lo reconozcan, se convirtió en rémora del poder y dejó de convertirse en partido de oposición y opción para ocupar la primera magistratura.

Actualmente sabemos todo lo que tenemos: más avenidas, puentes y metro y una autoridad metropolitana de transporte, sin embargo no se ha podido con el gran caos que representa ese sector. Tenemos más acueductos, pero menos agua. Tenemos más plantas eléctricas pero menos suministro de energía. Tenemos “barrios seguros” pero con mayor aumento de la criminalidad. Tenemos súper aviones pero mayor cantidad de militares protegiendo el narcotráfico. Tenemos más hospitales pero mayor cantidad de médicos en condiciones precarias y no decir de las condiciones infrahumanas en que se atiende a muchos pacientes. Tenemos una seguridad social que no le garantiza nada a los envejecientes. Tenemos más escuelas pero con grandes deficiencias en el sistema educativo. Tenemos más universidades y más graduados pero con menos acceso al mercado laboral. Tenemos más tribunales, más jueces, consejo de la magistratura, una sala constitucional pero tenemos una justicia secuestrada por el poder ejecutivo. Hemos superado la crisis pero en base a los más grandes endeudamientos que gobierno alguno haya tenido. Tenemos más medios informativos pero una mayor compra de conciencias.

Tenemos demasiados partidos políticos pero no tenemos oposición. Así, de esa manera, podríamos seguir citando todas las cosas que tenemos, pero… para las grandes mayorías la pregunta obligada es: que hemos ganado?

isabel
isabel
Autora
Recent Posts

Leave a Comment

Start typing and press Enter to search

partidos-politicos-dominicanosDSC_0731