Vivir de ilusiones

Home / Con mil humores! JCP / Vivir de ilusiones

Vivir de ilusiones

No creo que esto lo entiendan dentro del PRD y el PRM

Desde la llegada al país en el año 1961 de la comisión integrada por Don Ángel
Miolán, Nicolás Silfa y Ramón A. Castillo, el Partido Revolucionario Dominicano ha sido protagonista de muchos de los grandes cambios, en el camino democrático, que ha experimentado la República Dominicana.

Tiene más años de historia política que los que vivió el país bajo la dictadura de Trujillo. Cincuenta y seis años son suficientes para que la madurez alcanzada se anteponga ante cualquier interés particular.

Es cierto que ese camino no ha sido fácil. Tortuoso en innumerables ocasiones. Desde un golpe de estado a un suicidio. Desde un fraccionamiento a un encarcelamiento. No se pueden buscar culpables a lo externo del partido y ha quedado plasmado para la posteridad con una frase que los ha esticmatizado dentro de esa vorágine política tras el poder: “solo el PRD derrota al PRD”.

Recuerdo, en mis años de estudios en el Colegio Don Bosco que cuando cometíamos una falta nos paraban en una esquina del aula a reflexionar acerca de la misma y no volviéramos a cometerla. Parece ser que en materia política eso no sucede y se vuelve a trillar el mismo erróneo camino una y otra vez.

21192789_10154639899426193_3426201451072688334_n

Luego en mi adolescencia, inmerso en el mundo del teatro, entendí que las obras contaban con un protagonista y varios antagonistas. Si los antagonistas querían asumir papeles protagónicos dentro de la obra ésta se volvía un desastre.

El Partido de la Liberación Dominicana encontró, no solamente el escenario adecuado, sino también a su protagonista: un jóven desconocido que el azar le destinaría llegar a ser un gran actor. Y eso lo entendieron los ortodoxos del partido como he dicho en innumerables ocasiones, supieron tenderle la alfombra por donde se desplazaría para recibir sus reconocimientos. Aún siendo muy mala la obra el protagonista se ha desempeñado dentro de su papel a tal punto que su organización, producto de un desprendimiento partidario, ha superado la marca de períodos gubernamentales perredeistas, aprendiendo a llevar a sus opositores a su mismo escenario para que sean espectadores y no actores principales.

A cincuenta y seis años de su llegada al país el Partido Revolucionario Dominicano no puede seguir viviendo de las ilusiones, como no pudo vivirla luego de una revolución en el año 1965, la cual no les devolvió el poder, como tampoco la mayor alianza partidaria del 1996 lo fue, como tampoco la reforma constitucional del 2002, mucho menos luego del pacto, que como he dicho, tampoco garantizó nada.

Con el anuncio hecho por el ex presidente Ing. Hipólito Mejía de que buscaría la candidatura presidencial lo único que harán será dividir las fuerzas del PRM (un desprendimiento que nunca voy a entender fuera de los intereses particulares).

Sin dejar de ser democráticos y aunque “el carguito sea bueno” y también tenga todo el derecho, tendrán que aprender que se puede ser un gran aglutinador dentro del partido sin necesariamente ser presidente. Tendrán que aprender a tenderle también la alfombra a un candidato para acceder al poder y luego, entonces, tomar cuantas medidas deban tomar para permanecer en él. Ojalá que Doña Milagros, Fello, Esquea, Alburquerque, Abinader, Bello Rosa, Doña Peggy, Pacheco, Guido, Chu, Orlandito y todos los dirigentes del partido así lo entiendan, de lo contrario se convertirán en lo que es hoy en día el partido reformista: rémoras viviendo de dádivas gubernamentales.

 

isabel
isabel
Autora
Recent Posts

Leave a Comment

Start typing and press Enter to search

En esta cama Virginia Poe en 1842, contrajo tuberculosis,  y murió a los 24 años.temporada-alta1