Ella no recuerda si lo olvidó

Home / Mis josefadas / Ella no recuerda si lo olvidó

Ella no recuerda si lo olvidó

Carreteando con Aida Peña

Mis Josefadas

Cuando piensa en él sigue estremeciéndose todavía. Fue su primer amor, ese que supuestamente no se olvida. Ella no recuerda si lo olvidó, solo sabe que recorrió muchos lugares, conoció otros amores, vivió penas, alegrías, tristezas, sueños, y un día se cansó de amar tantos amores, de esperar tantas auroras.

Ese día se dijo que dejaría de amar, que dejaría de esperar, estaba ya cansada de tantos vaivenes. Cerró los ojos, durmió muchas ilusiones, abortó muchos sueños, ya no esperaba nada de la vida —pensaba—, de su vida que se le escapaba por entre cotidianidades y cosas de bioquímica, le habían dicho. Los médicos pusieron nombre a esa tristeza del alma, y ¿qué importaba un nombre cuando el alma llora, cuando ese llanto no encuentra eco más que en su interior, que importa un nombre si nadie la entiende ni la protege?

10303382_840395065981462_9182311753577496919_nUn día de mayo en que observaba su tristeza en forma de nube revoloteando por el cielo, sintió un calorcito en el corazón y un nudo en la garganta que avisa una lluvia que no termina de caer, pero que deja un dolor mudo que nos hiere y nos paraliza, pero que no nos impide sonreír. Le llegó su recuerdo al corazón, y con él, el amor, la ilusión, las ganas de vivir que nunca se habían ido, pero que yacían dormidas…

Cuando recuerda su mirada, sus manos recorriendo su rostro, sus dedos dibujando suavemente las curvas de sus labios, de su cuerpo, tiembla; su alma vuelve a ser hoja al viento que ondula al compás de labrisa fresca; cuando piensa en sus hermosos ojos, esos ojos que una vez fueron su mundo, que una vez crearon luz donde solo había oscuridad, flor donde solo había fango; cuando piensa en sus besos, besos de nácar, de amaneceres cotidianos, de noches estrelladas; cuando piensa en él…no sabe cómo pudo vivir teniéndolo tan lejos, cómo pudo ser un ser si su ser estaba en otra parte.

No recuerda haberlo olvidado, dicen que el primer amor no se olvida, solo sabe que aun en la distancia, que aun en el supuesto olvido, que aun en la tibieza de otros brazos estuvo con ella, pues su corazón era suyo, siempre fue suyo; y sin corazón es imposible vivir.

isabel
isabel
Autora
Recent Posts

Leave a Comment

Start typing and press Enter to search

27067235_795390893984820_6102196875859625315_n20280469_10209937399611987_540138064444232254_o